¿Que se necesita para ser Subinspector de Policía?


En el mundo de la seguridad y el orden público, el Subinspector de Policía es un pilar fundamental. Este cargo implica una gran responsabilidad y requiere de una formación específica y una serie de requisitos esenciales. En este post, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre esta profesión: desde los estudios necesarios hasta las funciones, sueldo y posibles salidas laborales. Si estás interesado en formar parte de esta apasionante carrera, ¡sigue leyendo!

Nota: Recuerda que tanto la etiqueta como la etiqueta sirven para hacer énfasis en una palabra o frase determinada dentro del párrafo. En este caso, hemos utilizado una etiqueta para destacar la palabra «responsabilidad», pero podríamos haber utilizado ambas indistintamente.

Subinspector de Policía – Requisitos – Cursos – Trabajo y Sueldo – Funciones

Cursos para ser Subinspector de Policía

Ofertas Empleo de Subinspector de Policía


Estudios necesarios y requisitos para ser Subinspector de Policía

Requisitos y estudios necesarios para ser subinspector de policía

Para convertirse en subinspector de policía, es necesario cumplir con ciertos requisitos y tener ciertos estudios. A continuación, se describen los requisitos y estudios necesarios para ser subinspector de policía:

  • Tener la nacionalidad española o ser ciudadano de un país miembro de la Unión Europea.
  • Tener cumplidos los 18 años y no haber alcanzado la edad de jubilación forzosa.
  • Estar en posesión del título de Bachillerato o equivalente.
  • Estar en posesión del permiso de conducción de la clase B.
  • Estar en posesión de la titulación de Técnico Superior de la familia profesional de Seguridad y Medio Ambiente.
  • No haber sido condenado por delito doloso ni separado del servicio de ninguna administración pública.
  • Cumplir con los requisitos psicofísicos necesarios para el desempeño de las funciones propias del puesto.
Te recomendamos  ¿Que hace un Tecnico Adsl?

Además de los requisitos anteriormente mencionados, es necesario tener una formación específica para poder desempeñar las funciones propias del puesto de subinspector de policía. Esta formación incluye:

  1. Superar el proceso selectivo correspondiente, que incluye pruebas físicas, psicotécnicas y de conocimientos.
  2. Realizar un curso de formación específica en la Escuela Nacional de Policía, en el que se adquieren conocimientos en materia de seguridad ciudadana, orden público, investigación policial, protección del patrimonio histórico y artístico, y violencia de género, entre otros.
  3. Superar el periodo de prácticas, en el que se adquieren habilidades y destrezas propias del puesto de subinspector de policía.

En resumen, para ser subinspector de policía es necesario cumplir con una serie de requisitos y tener una formación específica en materia de seguridad ciudadana. Si se cumplen estos requisitos y se superan las pruebas correspondientes, se puede acceder a esta importante profesión en el ámbito de la seguridad pública.

Funciones de Subinspector de Policía – ¿Que hace?

Cursos para ser Subinspector de Policía

Ofertas Empleo de Subinspector de Policía


Un Subinspector de Policía es un funcionario encargado de mantener el orden público y la seguridad ciudadana en su jurisdicción. En su trabajo, realiza diversas labores para garantizar la tranquilidad y protección de los ciudadanos, incluyendo:

Te recomendamos  ¿Que se necesita para ser Comisario de Policía?
  • Patrullaje: El subinspector de policía realiza recorridos por su zona para detectar posibles problemas de seguridad y actuar en consecuencia.
  • Investigación: En caso de delitos o situaciones de riesgo, el subinspector de policía realiza investigaciones para identificar a los responsables y llevarlos ante la justicia.
  • Control de tráfico: El subinspector de policía también se encarga de regular el tráfico en las vías públicas, garantizando la seguridad de los conductores y peatones.
  • Intervención en emergencias: En situaciones de emergencia, el subinspector de policía es uno de los primeros en llegar al lugar para coordinar la ayuda necesaria.
  • Asistencia a la comunidad: El subinspector de policía también trabaja para mantener buenas relaciones con la comunidad, ofreciendo asistencia y orientación en temas de seguridad y prevención de delitos.

En resumen, el trabajo del subinspector de policía es clave para garantizar la seguridad y la tranquilidad de los ciudadanos en su jurisdicción. Sus labores incluyen patrullar, investigar, controlar el tráfico, intervenir en emergencias y asistir a la comunidad. Todo esto con el objetivo de lograr una sociedad más segura y protegida.

Sueldo de Subinspector de Policía – ¿Cuanto cobra?


Cursos para ser Subinspector de Policía

Ofertas Empleo de Subinspector de Policía


En España, el sueldo de un Subinspector de Policía varía según la categoría y la experiencia laboral. Sin embargo, podemos decir que el salario base de un Subinspector de Policía oscila entre los 1.500 y los 2.000 euros brutos mensuales.

Te recomendamos  ¿Que master hacer despues de Economía y Negocios Internacionales?

Es importante mencionar que, además del salario base, los Subinspectores de Policía tienen derecho a percibir diferentes complementos salariales, como por ejemplo, el complemento de destino, el complemento específico y el complemento de productividad. Estos complementos pueden aumentar significativamente el salario mensual del Subinspector de Policía.

Además, los Subinspectores de Policía también pueden percibir retribuciones variables, como pueden ser las horas extras o el trabajo nocturno, que se abonan aparte del salario base y de los complementos salariales.

En resumen, el sueldo de un Subinspector de Policía en España puede variar según diferentes factores, pero podemos establecer que se encuentra entre los 1.500 y los 2.000 euros brutos mensuales, a los que hay que sumar los complementos salariales y las retribuciones variables.

  • Salario base: entre 1.500 y 2.000 euros brutos mensuales.
  • Complementos salariales: de destino, específico y de productividad.
  • Retribuciones variables: horas extras y trabajo nocturno.